top of page
Buscar
  • drpozaneurologo

Humor y ritmos biológicos

Actualizado: 12 may 2021




Hace unos 3.500 años surgió la vida en la Tierra. Las condiciones del planeta en el que nació y hubo de desarrollarse, especialmente la luz y la temperatura, no eran constantes sino que oscilaban con la rotación terrestre y la vida no solo se adaptó a esta circunstancia, sino que la interiorizó y la hizo propia. Los seres vivos, desde las bacterias más simples hasta el complejo ser humano, llevan escrita en sus genes una oscilación rítmica de sus funciones con una frecuencia cercana a la de la rotación terrestre.


Este ritmo circadiano (de circa=alrededor y diem=día) que en el ser humano tiene un ciclo de unas 25 horas, es el principal pero no nuestro único ritmo biológico. Tenemos ritmos más cortos, llamados ultradianos, como el ciclo de 90-120 minutos fácilmente detectable durante el sueño, pues coincide con la oscilación de sueño NREM y REM, pero también presente en vigilia, como lo demuestran los cambios en nuestra capacidad de atención. ¿Acaso creían que era casualidad que la mayoría de espectáculos, confrontaciones deportivas o actividades docentes tengan aproximadamente esta duración o un múltiplo de ella, y en este último caso hagamos descansos que las cortan en segmentos con este periodo? Y ritmos más largos, semanales (por alguna razón casi todas las culturas agrupan el tiempo en intervalos de siete días), mensuales (el más evidente es el ciclo menstrual femenino que dura lo mismo que el ciclo lunar), estacionales y anuales.


Todos estos ritmos probablemente han surgido como consecuencia de las oscilaciones ambientales en las que la vida ha evolucionado durante miles de años, pero hemos desarrollado relojes biológicos que funcionan independientemente de ellas. En concreto, el ritmo circadiano está controlado por un reloj situado en una región de la base del cerebro denominada hipotálamo.

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Coordinador y miembro activo de:
Convenio con:
bottom of page